Calvillo, José Pablo

Cura de Colotlán al iniciarse el movimiento de Independencia. Antes había sido capellán de San Juan Bautista del Teúl —hoy Teúl de González Ortega, Zacatecas—. Se le considera nativo del pueblo de Calvillo, estado de Aguascalientes, pueblo así nombrado en su honor. Aunque algunos autores lo llaman José María, es más conocido como José Pablo. Intervino en la Guerra de Independencia desde el principio.

Calvillo reclutó muchos indios que solo sabían manejar la flecha y la honda, y con ellos se dirigió a Guadalajara de donde lo requería Hidalgo al saber éste que la ciudad sería atacada por las fuerzas de Calleja. Siete mil indios condujo Calvillo a Guadalajara, un grupo muy diestro en el uso de la flecha, pero que dieron pésimos resultados en la batalla del puente de Calderón. Después de que los más destacados caudillos de la insurgencia emprendieron su retirada hacia Estados Unidos, Calvillo siguió en pie de lucha en la intendencia de Zacatecas. El cura de Santa Cruz, José Francisco Álvarez, jefe de las fuerzas realistas, recibió orden de perseguir a Calvillo con quien trabó, el 27 de marzo de 1811, un rudo combate en las proximidades de Colotlán. Calvillo resultó victorioso, obligando a las tropas de Álvarez a retirarse hasta Jerez. Ante esta victoria de Calvillo, los realistas emprendieron, esta vez a las órdenes del brigadier Pedro Celestino Negrete, un nuevo ataque que tuvo lugar en Colotlán el 7 de abril siguiente, consiguiendo ahora derrotar a los insurgentes y hacerles centenares de muertos. Esta victoria no fue obstáculo para que el padre Calvillo continuara dominando en Colotlán, tanto que consiguió que la tropa realista de la población se sublevara el 11 de mayo de 1811. En agosto de 1812 las huestes de Calvillo junto con las de García Ramos, Abad Miramontes, Hermosillo y Oropeza tomaron Aguascalientes. Este fue la última acción conocida del Cura Calvillo, pues no se vuelve a tener noticias de él durante el resto de la guerra. Se cree que murió antes de 1821.