El nuevo plan de estudios en las escuelas normales

La preocupación de la Secretaría de Educación Pública no abarca solamente el problema de aumentar el número de maestros, sino el de mejorar la calidad de la formación docente, intelectual y moral de los futuros profesores. En esto radica fundamentalmente la importancia del nuevo Plan de Estudios y de los nuevos programas que traen ineludiblemente aparejado a los problemas de fin y contenido, el problema de métodos, procedimientos, formas y recursos pedagógicos, que han de aplicarse para realizar eficazmente la formación de los nuevos maestros.

Ya en la Junta Nacional de Educación Normal de 1954 se habló extensamente de que los métodos de trabajo deberán contribuir en gran medida a la formación profesional del normalista, recomendándose los métodos activos como el estudio dirigido, el de seminario, las reuniones de mesa redonda, los grupos de estudio, el intercambio de experiencias, la investigación de campo, las actividades de laboratorio, etc.

La comisión de trabajo encargada de estudiar los Planes de Estudio de Enseñanza Normal, cuyos ponentes fueron los profesores Luís Herrera y Montes, Eulalia Benavides de Dávila y Manuel López Oñate, al hacer la fundación científica, enumeraron con claridad las principales características del Plan de Estudios que sintetizamos de la siguiente manera:

1.- Precisión de objetivos
2.- Integración
3.- Eficiencia
4.- Adaptación
5.- Equilibrio
6.- Organización Democrática
7.- Desenvolvimiento