La Educación Especial está destinada a la atención de las personas con discapacidad transitoria o definitiva, y a la atención de personas con aptitudes sobresalientes. Este tipo de atención partirá de las condiciones propias de los alumnos.