Importancia de los valores

El ser humano es perfectible por naturaleza en consecuencia el ser humano siempre debe estar aprendiendo todo lo que existe tiene un fin o una finalidad.

Por ello existe orden en la naturaleza. El orden es la disposición de las cosas hacia un fin o finalidad específica. Además de que todo tiene un fin existe una tendencia o exigencia de la naturaleza para dirigirse hacia su propio fin o finalidad.

Del mismo modo el ser humano acusa una tendencia hacia su fin, que es su perfección. Cuando alcanza su objetivo o finalidad logra su propia perfección, porque el bien se define como la perfección del ser.

La manera en que el ser humano se proyecta o se orienta hacia su perfección, es consciente y libremente. No es fácil para el ser humano descubrir en qué consiste su propia perfección. Para descubrirlo tiene que valerse de sus potencialidades o facultades más importantes: Inteligencia y Voluntad.

El objeto formal de la inteligencia es el conocimiento de la verdad; y el objeto formal de la voluntad es la búsqueda y posesión del bien.

La tarea de todo ser humano debe ser la búsqueda de la verdad y la consecución del bien. Los valores fundamentales del ser humano son la verdad y el bien. Estos valores son universales y son objetivos.

Cuando nuestra inteligencia descubre la verdad se presenta a la voluntad como una exigencia que reclama su adhesión y que la constriñe a realizarla.

De aquí nace el deber que es la presión moral que ejerce la razón sobre la voluntad enfrente de algo valioso o de un valor.

La libertad es un poder de la voluntad con el cual elegimos un bien con preferencia a otro. Hay varias clases de libertad.

La más importante de ellas es el libre albedrío o libertad psicológica y consiste en el poder de nuestra voluntad para elegir un bien con preferencia a otro.

La libertad moral es la ausencia de vínculos o ataduras morales o de conciencia. La libertad física es la ausencia de grilletes o cadenas. La obligación no destruye la libertad, porque nos exige una adhesión libre al bien.

  • Pero existen varios tipos de bienes:
    - Bien honesto o moral
    - Bien deleitable
    - Bien útil

El valor es un bien y consiste en una comparación o referencia adecuada de una cosa con otra o con una persona. El bien que conviene al ser humano como persona es el bien honesto o moral y es el único que tiene la virtud de perfeccionar al ser humano. En consecuencia, los valores morales son aquellas realidades que perfeccionan al ser humano, mediante la ordenación de sus actos a su bien racional. Bien, valor, fin y felicidad son términos equivalentes. El ser humano está expuesto al error y a las elecciones y decisiones equivocadas.

El ser humano debe sacar provecho de sus errores y buscar su perfección.